Semestre. 2016 A

Investigación

La producción y conservación arquitectónica en las revoluciones culturales (revolución mexicana)

Resumen

El cambio cultural producido durante la Revolución Mexicana, como otros en el mundo, atravesó por circunstancias que lo llevaron a la contradicción, en el sentido arquitectónico. Es decir, por un lado, se construía una nueva herencia arquitectónica muy importante, que sería representativa de ese gran momento cultural, basándose para su producción en las arquitecturas mexicanas pasadas. Pero, por otro lado, parte de las arquitecturas pasas, sobre todo la del anterior régimen (Porfiriato), se destruía, lo que por ende afectaría a la conservación del patrimonio arquitectónico. En virtud de lo anterior, se presenta la siguiente pregunta de investigación: ¿De qué manera altera al patrimonio edificado la producción arquitectónica de una revolución cultura? Se realizó un análisis lógico argumentativo para comprobar las principales premisas que sustentan la hipótesis. Se analizaron tres revoluciones, una de ellas la Revolución Mexicana, como caso de estudio. Ésta se contrastó con la Revolución Fascista de manera análoga, para extraerse características en común y diferencias, y de esta manera analizarlas y entender cómo afecta la nueva producción arquitectónica en las arquitecturas antiguas, ya que presentan fenómenos parecidos. Lo que se concluyó es que: en los cambios culturales parte de las arquitecturas pasadas se cuidan y otra parte se destruye, esto último se da, sobre todo, en las arquitecturas del régimen que se quiere cambiar. En esta dinámica de alteración, conservación y destrucción, es cómo suceden los cambios culturales, y así fue cómo la Revolución Mexicana dejó una de las más grandes herencias arquitectónicas, que, dentro de un contexto de transformación cultural, fue guiado por el pensamiento moderno y nacionalista, así como por la formación de la nueva identidad mexicana. Por ahora, ese patrimonio de la Revolución es el que más se destruye antes los nuevos cambios culturales, de ahí la importancia de estudiar estos acontecimientos, ya que, si bien ahorita no hay una revolución cultura, los cambios culturales son continuos.
Director. Dr. Tarsicio Pastrana